¿Qué es lo que no te gusta de tu ciudad?



El 7 de febrero publique en mi cuenta de Facebook:
#pregunta ¿Qué es lo que no te gusta de tu ciudad? Recibí 7 “me gusta” y 43 comentarios.
En general estos comentarios hablaban de “baches”, “basura” y “civismo”, por supuesto culpando en ocasiones a la clase política, o mejor dicho, al gobierno.
Tan complicado es cambiar la forma de pensar de una ciudad, de un pueblo, de una nación.
En serio creo que el cambio debe iniciarse en casa, en la oficina… es decir... ¡en mí! Veo en los noticieros el conflicto en Venezuela y Croacia, pero no veo lo que sucede en Michoacán y mucho menos lo que pasa en mi calle. Puedo criticar al gobierno mexicano y con más dolo al presidente de Venezuela pero no puedo hablar con mi vecino y pedirle que no desperdicie agua. Puedo sacarle fotos a los vehículos estacionados en zona para discapacitados y publicarla en mis redes sociales pero no puedo levantar la basura que afuera de mi casa o esperar sin quejarme en la fila del supermercado.
Me queda claro que el cambio empieza en mí… ¡en yo! Si quiero que este país lleno de esperanza comience a convertirse en ese lugar maravilloso llamado hogar debo empezar hoy por mejorar mi actitud en mi casa, en mi lugar de trabajo… ¡en todo momento!
Debo ser inteligente al exigir a las autoridades que hagan su trabajo de una forma honesta, correcta y equitativa; predicar con el ejemplo y entender que unidos somos más poderosos que cualquier gobierno.
Piénsalo, y ponlo en práctica si realmente estas harto de ver como nuestro entorno se desquebraja y se convierte en lo que no quiero.

Hoy volvio a perder la Seleccion Mexicana de Futbol.


Mi primera pregunta es muy sencilla: ¿Porque todo es futbol soccer? En fechas recientes el equipo de basketball logró calificar al mundial de su especialidad, cosa que no sé lograba desde la decada de los ’70. Un mexicano, Esteban Toledo, ganó un torneo de la PGA en la hermana republica de EEUU y tampoco nadie lo celebró.
La Seleccion Mexicana de Futbol, está en apuros para calificar al mundial de Brasil y todo el país esta muy preocupado, además todos quieren un culpable, alguien que cargue con toda la responsabilidad, aunque ya destituyeron al técnico que los dirigia, necesitan mas culpables.
Pero los problemas que realmente son importante para México no tienen preocupado a todo el país. Empezando por el tema la reforma educativa que se traduce al CNTE y sus maestros, nadie se atreve a ponerles un alto, solo ellos (la clase politica) saben el porque. Las nuevas reformas, ideas del poder ejecutivo, la energetica y la tributaria; que antes de entenderlas (si alguien tiene todo el conocimiento para explicarmela, mucho le agradecere los haga a la brevedad) ya estan complemente criticadas por todos.
Mexico es un gran pais, de eso no tengo la menor duda, constantemente veo muestra de valor, cariño y solidaridad por parte de muchos mexicanos, pero nos falta algo. Algo que nos convierta en una almagama de lucha para mejorar.
No podemos seguir viendo como politicos siguen haciendo gastos ilicitos con el dinero del pueblo y no hacer nada; estamos en el momento adecuado para levantar la voz y decir la verdad. No podemos continuar tolerando que algunos disfruten de los beneficios que les brinda su cargo publico para beneficiarse solamente.
Voy a cambiar para que los demas cambien, no me voy a callar para que los demás escuchen la verdad y no voy a tolerar la indiferencia de los que piensan que “solito” se arregla todo. Asi sea.
Me vale madres si la Seleccion Mexicana de Futbol califica para el mundial de Brasil, me interesa que los mexicanos “califiquen” para hacer grande a México.

El regreso a clases.


Hoy transmitimos desde el pasillo de entrada a la Universidad La Salle Cancun, el motivo era el primer día de clases de los alumnos de bachillerato y algunas licenciaturas. Tuve muchos recuerdos de mis primeros días en la preparatoria y en la facultad, momentos que fueron muy diferentes y que guardo con acierto en mi memoria.
La preparatoria quedaba muy cerca de mi casa, y al decir muy cerca, créanme que era muy cerca., esa cercanía nunca supe si era un beneficio o un maleficio. Desde el pasillo del 2do piso se veía el tinaco mi casa y la ventana del al recamara de mi hermana.
Anhelaba entrar a la preparatoria por alguna extraña razón, quizás porque ya conocía a algunos personajes de otros años o por la sencilla idea de considerarlo un momento importante para conocer nuevas caras y vivir nuevas experiencias, debo reconocer que a mis mejores amigos a la fecha los conocí ahí. El primer día de clases tenía ciertos rituales, que cambiaban con los años pues en el primero eres el novato, en el segundo “sándwich” y en el tercero el inquisidor. Los de primer año siempre eran amenazados por las famosas “novatadas” de alguna manera prohibidas por las autoridades escolares y fomentadas por rumores que eran casi leyendas urbanas.
La llegada de nuevos alumnas era también la oportunidad de conocer nuevas candidatas para conquistas sentimentales, había que estar al pendiente del nuevo catálogo de prospectos que ingresaban, aunque algunas se volvían intocables al ser hermanas menores de algún buen compañero.
Otra parte interesante del primer día era la distribución de los grupos, debíamos ver que amigos quedaban en el mismo salón y quienes eran separados; nunca supimos si existía algún método para organizar los grupos pero al final había que rogar por quedar en un grupo con buenos elementos en varias disciplinas.
La presentación de los profesores era otro ritual con muchas incógnitas; la forma de calificar de los ellos, la metodología del curso y las mecánicas para aprobar el curso. Sin duda había que tomar nota detallada de lo que el docente compartía para poder planear la mejor estrategia para aprobar el curso. ¿Cuántas faltas a clase estaban permitidas? ¿Habría un examen final? ¿Algún trabajo que comenzar a realizar? ¿Cómo se evaluaría cada periodo?, y todas las preguntas que fueran necesarias.
El primer día de clases era algo divertido, extraño y sorpresivo. ¿Cómo fue tu primer día de clases?

14,600 días en el planeta

Hace varios meses que no escribo… vaya que varios, 8 meses 1 día desde la última publicación…

¿Qué ha pasado en mi vida?

Pues que les puedo decir hoy que cumplo 40 años… que tengo miedo, que estoy contento, que estoy feliz y que tengo dudas como cuando cumplí 20.
La edad es algo que nos hace sentir maduros o con más conocimiento, la verdad no sé tendré que evaluar estos conceptos antes de contestar esta premisa.
Lo que si puedo decirles es que estoy satisfecho con lo que logrado en 4 décadas, las cuales nunca imagine que así fueran, creo que del plan inicial no queda mucho pues en el camino se fue transformando hasta llegar a este día, donde si me preguntan si alguna vez lo imaginé así la respuesta sería: “no”.
No supuse que viviría cerca del mar, lejos de donde nací, acompañado de gente maravillosa y con muchos sueños igual que el día que cumplí 20, aunque los sueños han cambiado siguen siendo parte fundamental de mi forma de ser; he crecido no solo lo que se ve en las canas he crecido en espíritu, y quizá mucho más en los últimos 3 meses consecuencia del coaching personal que participé.
Pueden pensar alguno que inicia una crisis, no más bien creo que nuevo ciclo, un momento donde solo afloje el paso para poder organizar mis ideas, mis sentimientos y mis creencias pero no me detengo. Hay que ajustar la carga porque no es pesada ni incomoda simplemente es parte del viaje como el paisaje.
No quiero voltear, porque mis huellas solas se van a borrar con el paso del tiempo.

Riviera Maya Film Festival



Los que tiene tiempo de seguirme recordaran un post acerca de los festivales anteriores y un episodio del podcast (http://atomico.podomatic.com/entry/2009-12-03T09_21_17-08_00), los que escucharon el programa de radio el fin de semana pasado habrán escuchado mi comentario al respecto.

Qué bueno que se realizó el Riviera Maya Film Festival, me queda claro que todos los esfuerzos por promover actividades culturales en Quintana Roo son parte fundamental del crecimiento de una sociedad joven, como la que vive en el norte del estado.

Pero hubo detalles que habrá que mejorar en próximas ediciones, la más importante: la difusión. Mucha gente que habita en el norte del estado, Solidaridad y Benito Juarez, no se enteró de la existencia del Riviera Maya Film Festival; por ejemplo, en los periódicos locales no aparecía la programación, en la televisora local no había información y en las estaciones de radio tampoco. Inclusive compañeras reporteras de medios locales que asistieron a la inauguración en el parque Xcaret a la inauguración no se les permitió la entrada al evento, con el pretexto de que ya había muchos medios nacionales.

Un Riviera Maya Film Festival, debe ser principalmente para la comunidad que lo acoge; es importantísimo que se realice una campaña local para que la gente participe en todos los eventos de este movimiento cultural; lo comentaba y algunos me respondían via twitter: “vea la redes sociales”; les recuerdo que no toda la gente tiene acceso a internet y no todos navegan en las redes sociales; los medios tradicionales siguen siendo la ruta más adecuada para la difusión de un evento.